Cantar en los tiempos oscuros

20
Alegría sencilla
Alegría sencilla

Incluso la noche más oscura terminará
y el sol saldrá.
—Víctor Hugo—

El inapropiado incidente entre las dos reinas, D.ª Letizia y D.ª Sofía, al salir de misa de Pascua de Resurrección, el pasado 1 de abril 2018, en la catedral de Palma de Mallorca, ha hecho correr ríos de tinta en forma de críticas no siempre constructivas. Me quedo con el comentario de Irene Villa González, víctima de ETA:

Ojalá que todo lo bueno que tienen, tanto la reina Sofía como la reina Letizia, no quede empañado por un gesto inoportuno.

Esta actitud realista y positiva de Irene, me recuerda un género poético japonés: el haiku, un poema breve inspirado en la emoción del momento. Se trata de una tradición japonesa donde poder desnudar el alma para favorecer la recuperación, para aunar coraje, resistencia y valentía. He aquí una de sus propuestas:

La cosa más bella del mundo: una niña que te pregunta el camino y que se va cantando tras habérselo indicado.

El elemento que destaco en esta esencial pincelada poética es el final: señalan a la muchacha el camino adecuado y ella no solo lo emprende, sino que lo hace cantando.

La característica más hermosa para forjar una vida constructiva es la confianza gozosa, la capacidad de esperar y soñar, y mantenerla a pesar de las desilusiones que esa niña, como Irene, como Vicente, como todos, antes o después, experimentará, experimentaremos.

Deberíamos reeducarnos para saber descubrir la flor que asoma en la grieta del asfalto, el retazo de alegría engarzado en el pesado día a día, el rayo de luz entre las nubes, el gesto de libertad entre los cautivos, la sonrisa entre los que lloran, la luz de esperanza entre los desconsolados, la actitud generosa entre los egoístas, etc.

Y es que hasta entre la basura, sabiéndolo buscar, se pueden hallar objetos de valor.

El dramaturgo y poeta alemán Eugen Berthold Friedrich Brecht —Bertolt Brecht— (1898-1956) fue uno de los más influyentes del siglo XX, promotor del teatro épico, se pregunta en una poesía: ¿Se puede cantar en los tiempos oscuros? Y añadía: Entonces se debe cantar a los tiempos oscuros. Y es que, sabiéndolo gestionar, hasta el dolor puede convertirse en poesía, canto, liberación; y quizá sea el canto más elevado e intenso.

A base de intentarlo, tenemos que adquirir esas gafas color esperanza que nos ayuden, sin caer en la ingenuidad, a cantar en los tiempos oscuros, convencidos de que, al final, todo es para bien.


  • (Dedicado a Vicente Guillén que hizo de su vida una canción, incluso en los tiempos oscuros que, como a todo ser humano, le tocó vivir).
  • Aquí tiene el enlace a la separata de Estar nº 313 dedicada a Vicente Guillén