Creados para ser felices

86
Creados para ser felices
Creados para ser felices

Christoph Schönborn, arzobispo de Viena, discípulo del cardenal Ratzinger y coordinador de la redacción del Catecismo de la Iglesia católica, entre otras cosas, reúne en este libro algunos textos de diversa procedencia en los que reflexiona acerca de la condición humana. Muy en particular sobre la convicción, personalmente sentida, de que el ser humano ha sido creado por Dios para ser feliz, de que la realización efectiva de su destino no puede alejarse del plan de Dios sobre cada persona. Hay una relación directa entre nuestra felicidad y el cumplimiento de la voluntad de Dios.

En su primer capítulo, «La vida afortunada», parte de una experiencia personal: No conservo ningún recuerdo sobre el contenido de muchas predicaciones que escuché en mi infancia y en mi juventud… Pero me acuerdo con toda claridad de una única frase. …La pronunció, durante una predicación, el párroco que en el período de mi adolescencia guiaba la comunidad. Ese párroco irradiaba amor, bondad, humorismo, y se notaba que vivía una íntima relación con el Señor: así es como se me quedó grabada en la memoria a mí y a muchos. Murió joven e imprevistamente en 1966. Ya he olvidado lo que predicaba excepto esta sola y sencilla frase: «Hemos sido creados para ser felices»… Dichas por él, esas palabras convencían, porque él mismo las testimoniaba con toda su vida, con todo su ser.

El deseo de felicidad nos ha sido dado por el Creador, ese deseo no engaña, no es un espejismo. En cambio, representa la meta a la que el Creador nos ha destinado. «Hemos sido creados para ser felices». Pero no se puede definir de forma teórica lo que significa ser felices. Sobre todo se debe experimentar, y esto de dos formas: percibiéndolo en nosotros mismos y observándolo en los demás; advirtiendo personalmente «la felicidad», e intuyéndola en el estado de ánimo de los demás.

El libro está dividido en cinco apartados. En el primero —«Felicidad y dicha»— recoge además una inspiradora conferencia sobre el amor y la amistad en Santo Tomás de Aquino. El segundo, relativo a Dios, trata del nombre de Dios, de las bienaventuranzas que aluden al sufrimiento y del «alma de Europa». El tercero se titula «Personas» y aporta cuatro homilías acerca de otras tantas personalidades austriacas: Otto de Habsburgo, el cardenal König, Thomas Klestil y Kurt Waldheim, para abordar después la tragedia histórica del pueblo judío y el terror nazi con relación a su país en el cuarto capítulo.

El quinto, titulado «Literatura», comenta obras de tres autores: Gertrud von Le Fort, C.S. Lewis y William Shakespeare. Su lectura es algo ardua por lo especializado de algunos comentarios, si bien estos, por momentos, no carecen de un notable interés.

Se trata, en fin, de un libro altamente inspirador y ante todo del testimonio personal de una brillante figura del panorama eclesial contemporáneo.

Titulo: Creados para ser felices

Autor: Card. Christoph Schönborn

Editorial: Ediciones Cristiandad