Foruniver: una amistad que crece

9
Foruniver de Primavera 2024
Foruniver de Primavera 2024

En primer lugar, me gustaría recordar unas palabras repetidas profusamente por san Juan Pablo II, y que son la razón de ser de cuanto sigue a continuación: «Una fe que no se hace cultura es una fe no plenamente acogida, no totalmente pensada, no fielmente vivida».

Pero empecemos con la historia de un sueño compartido por un puñado de «quijotes de la tiza», cinco profesores de bachillerato que en los años 90 se plantearon una iniciativa de orientación a la universidad para sus alumnos de COU. No queríamos envejecer de desencanto, y menos aún vivir con la amargura de quien no ha dado todo lo que lleva dentro. A veces nos daban ganas de disculparnos diciendo que el sistema educativo era malo. Pero como eso verdaderamente no arreglaba nada y no nos daba la gana resignarnos ni defraudarles, nos pusimos en marcha. Así nació del 20 al 25 de julio de 1996 el Aula de Verano «Universitarios del XX, líderes del XXI», en Logroño. Y nos movía una idea fuerza: «Si no luchas por cambiar el mundo, el mundo te cambiará a ti». A ella acudieron una treintena de jóvenes de ambos sexos.

Lo curioso es que los jóvenes querían repetir verano tras verano. Habían descubierto «otra» universidad. Se hacía necesario crecer. Y así nació además en 1998 el «Foro universitario de Verano», FORUNIVER, que se celebró a continuación del Aula. Se trataba de subir un peldaño, promoviendo un encuentro de amistad entre profesores, alumnos universitarios y profesionales de diferentes ámbitos del conocimiento para reflexionar juntos desde el humanismo cristiano acerca de un tema monográfico de importancia y actualidad.

Al primer Foruniver: «¿…Y por qué esto no basta?», acudieron 40 asistentes, muchos de ellos profesores. De la mano de quien sería el alma de los Foruniver, D. Santiago Arellano, nos preguntamos qué nos dice la literatura contemporánea, lúcida o desencantada, sobre lo que puede o no llenar los vacíos del corazón humano. Fue tal el entusiasmo compartido en aquellos escasos cinco días, que espontáneamente surgió la organización también de un Foruniver de Otoño y otro Foruniver de Primavera, en fines de semana y en distintos lugares, porque una experiencia así no podía esperar todo un año.

…Y así, hasta hoy, nos hemos asomado a los más variados y apasionantes temas. Foruniver, solemos decir, «es una amistad que crece»; y se mantiene viva y se difunde porque «los amigos traen a nuevos amigos» configurando así una asistencia rica y más variopinta a la que unen los lazos de la cordialidad. Pretende ser una minoría creativa de las que hablaba Benedicto XVI, llamadas a determinar el futuro. Nuestro manifiesto dice así: «Queremos hacer Universidad verdadera… Aprender a mirar junto a maestros que nos hagan disfrutar del encuentro fascinante con la verdad, el bien y la belleza. Hacer escuela de valores humanos, pensar a fondo nuestro mundo y mejorarlo…».

El próximo Foruniver de Verano, del 19 al 25 de julio, va a estar dedicado precisamente a nuestro entrañable maestro y amigo Santiago: «Aprender a mirar para aprender a vivir. Santiago Arellano in memoriam».

Artículo anteriorLa España cristiana en la actual encrucijada
Artículo siguienteJóvenes en la encrucijada