¡Viva España y viva el Perú! En misión con siete magníficos

Un día grande de encuentro familiar

13
En misión con siete magníficos
En misión con siete magníficos

Gracias a siete militantes de Santa María de España, que han dedicado un mes de sus vacaciones a la misión en el Perú (Arequipa y San Ramón), hemos podido disfrutar de un gran día de encuentro familiar todo el Movimiento de Santa María de Lima.

Enmarcado en el año jubilar del venerable padre Tomás Morales y recogiendo el fruto de las vivencias de la misión de los jóvenes españoles, el Encuentro ha seguido la idea del Papa Francisco de ser «memoriosos» con nuestro legado cultural católico. De este modo los diferentes grupos han plasmado esta realidad con danzas como el huayno chotano de Marlon y Paola, cantos de Sandra y Wilson con la yapa del recitado de Micaela, poemas dramáticos y sentidos de Michael-Ana-Juan, teatro como las tradiciones de Ricardo Palma («Juan sin miedo») dirigido por Leo e interpretado por los militantes; todo ello respondido por las alegres canciones de la Madre Patria, «Porompompero», «Que viva España», «Redoble», Musical Contigo… Todo ello bien monitoreado por Éder que nos iba relatando lo mejor de las culturas de la sierra, selva y costa del Perú. En simultáneo, los peques estaban encantados por los talleres artísticos de sus animadoras Úrsula y Celestina.

El momento entrañable del Encuentro ha sido el Rosario itinerante por los parques de Pueblo Libre, deteniéndonos en el lugar exacto en el que nuestro inolvidable Manolo Tomás Amorós, cruzado de la Virgen y profesor en el colegio en el que hemos tenido la jornada, cayó fulminado por un paro cardíaco un 6 de mayo del 2012.

Llegamos al Hogar y pudimos comprobar el milagro de Caná pues en tan escaso espacio comimos 70 personas, gracias a los sabrosos platos criollos preparados por las familias.

Volvimos de nuevo al Colegio, tuvimos nuestra Asamblea final en la que recogimos lindos testimonios de la acción de Dios en las personas, en las familias, y lo que quedó muy claro es que el carisma del venerable padre Tomás Morales ha sido un regalazo para el Perú, y ahí están estas familias gozosas con sus hijos para demostrarlo; lo mismo debe decirse de los militantes, radiantes de alegría tras su experiencia misionera en Arequipa (dedicados a un albergue de niños de CIRCA, con su campamento juvenil en el Colca, con la conducción y participación del Retiro con los militantes) y San Ramón (apoyando la misión de las comunidades, y sus cinco días de Ejercicios Espirituales con el P. Alfonso Tapia).

Lo máximo llegó con la santa misa celebrada por el P. Juan Álvarez, misionero de pies a cabeza, totalmente de la Inmaculada, quien nos compartió bellas experiencias apostólicas con Manolo Amorós en aquella escalada a Monte Veleta, en España, y otras caminatas en Gredos; nos estimuló a seguir las huellas de su vida sencilla tras las de Cristo Pan Vivo y de nuestra Madre Santa María.

Para que «conste en acta» y no se nos olvide, los siete misioneros —siempre generosos y a punto de volar— nos dejaron su «yapa» (propina) con siete bellos testimonios de su afanoso y gozoso mes, para el programa de Radio María «Perú, Tierra Ensantada».

¡Gracias, os esperamos!