Musical Contigo en Cáceres

17
Musical Contigo Cáceres
Musical Contigo Cáceres

Nos llega al corazón

Fue impresionante, increíble, cuando me enteré de todas las personas que participaban en el musical, tanto actores como músicos, los de atrezzo, los de luz y sonido, etc. Cuando me senté por primera vez en una silla del público para verlo, me quedé boquiabierto con lo que contemplaba, estaba tan bien hecho que me dije: «Quiero participar».

Y ahí estuve, en Ciudad Rodrigo, con los músicos para empezar a ensayar. Son todos muy majos y me acogieron muy bien en el grupo. Cuando nos pusimos a ensayar me sentí muy a gusto por haber participado. Cuando empezó el musical, aveces, estaba tan absorto en él que se me olvidaba tocar, ¡casi no sentía el peso del chelo! Después volvía a la realidad cuando empezaban a tocar los músicos. Fue una tarde inolvidable.

También estuve en el musical de Burgos y fue más de lo mismo, con la diferencia de que no estuvo Miguel Angel, el pianista, pero estuvo mi familia de Burgos y mi amigo Diego, que vive en las afueras de Burgos. Estuve también en la representación de Cáceres y espero estar en todas las que salgan.

La verdad es que al principio me daba miedo tocar ante tanto público, pero luego se pasa enseguida. Yo creo que el musical hace que a la gente le parezca real, y a veces se sienten identificados con él. La gente se emociona de verdad porque el musical «Contigo» nos llega a todos al corazón.

Fco. Javier Cuadrado


Sumando lo poquito que somos

Continuamos con la gira del musical “Contigo”. Han sido actuaciones y encuentros llenos de emoción, esfuerzo y, sobre todo, de la gracia de Dios. Es verdaderamente un regalo ver cómo, sumando lo poquito que somos cada uno,conseguimos escuchar testimonios preciosos de gente que acude como espectadora.Está claro que Carlos no es el único protagonista de la historia; en la retaguardia está Alguien mucho más grande…

Me gustaría, por otro lado, compartir con vosotros una anécdota personal. No sé si os ha pasado alguna vez que os habéis sentido queridos solamente por lo que hacéis y no por lo que sois. Pues bien, yo suelo participar en el musical como bailarina, pero días antes de las dos últimas representaciones del curso pasado, uno de los directores me ofreció la posibilidad de hacer uno de los papeles principales. No sabía qué hacer… Lo pensé y recé muchísimo, no quería fallar; pero finalmente sentí que no estaba preparada en ese momento para hacer esa entrega. Me costó mucho decir que no a alguien que había contado conmigo,a alguien que había confiado en mí.

Sin embargo, qué grato es cuando, a pesar de ese «no», se te sigue queriendo con tus miserias, tus inseguridades, con lo que eres, ¿verdad?

Gracias doy a Dios por hacerme parte de esta granfamilia y por las obras que sigue haciendo, no solo en los espectadores, sinoen cada uno de nosotros.

Lucia Saiz