Campaña de san José 2021

28
Sagrada Familia
Sagrada Familia

El papa Francisco nos ha hecho un gran regalo al proclamar 2021 como el Año de san José. En nuestro Movimiento queremos recibir este obsequio como una campaña, es decir como un período de tiempo en el que realizamos un conjunto de actividades o esfuerzos aplicados a conseguir un fin determinado. Este fin que nos proponemos es conocer, amar y seguir más a san José, tomándolo como nuestro protector, maestro y guía. ¿Cómo concretar en la práctica el Año de san José, nuestra peculiar campaña de san José 2021?

Podemos centrarnos en cinco detalles muy prácticos en los cuales tomar a san José como:

1) Maestro de oración. Él nos enseñará a escuchar y a seguir la voluntad del Padre. Y además nos alcanzará un amor más vivo a sus dos grandes amores: Jesús y María. Nos hará, —como él— hombres de oración. Nos forjará contemplativos en la acción, cultivadores del momento presente, en un silencio acompañado en todos los momentos del día.

2) Modelo en el trabajo. Contemplemos a José trabajando en el taller, con dedicación y amor, viéndole cuidar el encanto de lo diminuto, procurando hacer extraordinarias las tareas ordinarias. Pidámosle que nos enseñe a trabajar como él: sin prisas, pero sin pausas, con ejemplaridad alegre en el cumplimiento de nuestro deber.

3) Protector de la vida de familia. San José es ante todo padre. Así nos lo presentan los evangelios (el padre de Jesús) y así se refiere a él el papa Francisco en la carta que nos acaba de escribir Patris corde (con corazón de padre). San José fue el padre y protector de la Sagrada Familia, y nos impulsa a profundizar en nuestra vida familiar, buscando la confianza y la apertura a los demás en olvido propio y concretando el amor en pequeños detalles. Hará que nuestras familias sean como la suya: un nuevo Nazaret.

4) Educador. San José educó a Jesús. El futuro rabí aprendió de José no solo el oficio de carpintero, sino los valores que veremos brillar en su existencia: la oración hecha vida, el equilibrio interior, la discreción, la entrega a los demás… Pidamos a san José que sea nuestro educador, y que nos enseñe también a educar como él, más con la vida que con las palabras.

5) Padre de la valentía creativa. Así lo califica el Papa en Patris corde. Nos dice que «Dios actúa a través de eventos y personas» y que precisamente José fue «el hombre por medio del cual Dios se ocupó de los comienzos de la historia de la Redención». Y saca la siguiente conclusión: «Si a veces pareciera que Dios no nos ayuda, no significa que nos haya abandonado, sino que confía en nosotros, en lo que podemos planear, inventar, encontrar». San José nos enseña a ser valientes, actuando creativamente como si todo dependiera de nosotros, pero confiando como si todo dependiera de Dios.

Orar, trabajar, vivir en familia, educar y actuar en valentía creativa… como san José y con san José. ¡Menudo programa de vida para esta campaña de san José 2021! Si lo vivimos así, si a lo largo del año vamos conociendo, amando e imitando más a san José, él nos hará conocer, amar e imitar más a sus grandes amores: a María y a Jesús, nos llevará a amar más a la Iglesia y a los pobres, y cambiará el curso de las cosas.

Artículo anteriorOración a san José en Nazaret
Artículo siguienteEutanasia. Una ley sin contar con los expertos