Huevos rellenos fríos Elena

71
Huevos rellenos fríos Elena
Huevos rellenos fríos Elena

No me conformo con dar de comer: quiero crear emociones.

Joan Roca

Plato para seis personas

Ingredientes

  • Huevos, 9 unidades
  • 200 g de atún
  • ¼ litro de mahonesa
  • Ensaladilla o arroz frío
  • ¼ kg de patatas
  • 150 g de zanahorias
  • 100 g de guisantes cocidos o congelados

Presentación

En fuente. Plato trinchero.

Aplicaciones

Se puede utilizar como primer o segundo plato de comida o cena.

Realización

1. Poner a cocer los huevos con agua y un chorrito de vinagre y sal. Dejar cocer 11 minutos desde el momento que comienza a hervir. Refrescar con agua fría y pelar.

2. Cortar al medio. Se pueden cortar en forma de espiral. Retirar la yema y pasarla por un colador o picar muy fino.

3. Abrir la lata de atún: se puede escurrir el aceite y echar en la ensaladilla.

4. Mezclar yemas tamizadas, atún y un poco de mahonesa. Ponemos esta masa en una manga con boquilla rizada y rellenamos los huevos. Si no tenemos manga, lo hacemos con una cucharilla pequeña. Poner alguna decoración, como alcaparra o tiras finas de pepinillo.

5. Cocer las patatas con piel y sal, se pueden cocer también las zanahorias durante media hora. Escurrir. Dejar enfriar las patatas, pelar y cortar en dados; juntar zanahoria, patatas y guisantes; luego agregar un poco de ensaladilla.

6. Poner ensaladilla en la base de la fuente, colocar los huevos rellenos y decorar alrededor con rodajas de naranja acanalada. Se pueden poner rodajas de tomate, y con la piel hacer una flor.

Tiempo de realización

45 minutos.

Consejo

Ponemos sal y vinagre al cocer los huevos, para pelarlos mejor.

Nota

Se puede poner en lugar de ensaladilla arroz cocido en agua con sal. Si los guisantes son congelados, cocerlos 10 minutos en agua con sal y refrescar una vez cocidos y escurrir.

En lugar de guisantes pueden utilizarse judías verdes.

Arroz cocido en agua con sal durante 18 minutos, escurrir y refrescar. Poner un poco de mahonesa al arroz y utilizarlo como base.

Artículo anteriorTeresa de Lisieux: la fortaleza de la debilidad
Artículo siguienteJMJ Lisboa 23