Educar el carácter

9
Educar el carácter
Educar el carácter

Aguiló es un prolífico y prestigioso escritor que destaca por ser un gran conocedor de la educación en toda su extensión y hondura. Los numerosos títulos que han salido de su pluma hablan a las claras de que sabe mucho y bien de lo que trata. En especial ha reflexionado con gran lucidez en asuntos que tienen que ver con la educación como formación de las personas, especialmente de los jóvenes, y con la tarea educativa de las familias.

El libro que hoy les presento es un manual precioso para la reflexión y la formación de padres. Muy valioso también para educadores en general. Se lee con gran fluidez y agrado, el lenguaje es sencillo, claro y directo, utiliza preguntas y observaciones a modo de diálogo; y las ideas y reflexiones que aporta son de gran lucidez, muy prácticas, además, acompañadas de casos y con sugerencias bibliográficas y cinematográficas.

Se revela a lo largo de todo el libro un profundo y fino conocimiento de la naturaleza y la psicología humana, en especial de los adolescentes. Y también de las preocupaciones, retos, angustias y gozos de los padres que se atreven con su deber (y derecho) de primeros y fundamentales educadores de sus hijos. Además de la reflexión teórica, excelente y clarificadora, propone casos prácticos muy útiles para el análisis personal y para la formación en grupos de trabajo.

El tema es, como dice el título, la formación del carácter y la personalidad, que es columna vertebral del desarrollo de la persona durante la temida edad adolescente y reto de extraordinaria importancia (y a menudo dificultad) para los padres que no dimiten y no se conforman con aparcar a sus hijos en los centros escolares. Pero es un libro que debería haberse leído mucho antes de que llegue la adolescencia de los hijos. Si no se han puesto antes las bases y si no se tiene una idea clara y acertada de cómo se va a educar a los hijos desde pequeños y de hacia dónde hay que ir, se llega irremediablemente tarde. Las influencias positivas de la familia sobre el desarrollo de la personalidad del niño se transforman en negativas si los padres fallan al darles una respuesta adecuada y oportuna.

No se debe olvidar que además de la familia y la escuela hay otros influjos poderosísimos que inciden en el desarrollo personal de los niños y jóvenes, y no siempre para bien. Por eso la labor —que debería ser conjunta y congruente— de ambas instituciones es indispensable.

Consta el libro de tres partes y un anexo final con guías de trabajo personal y en grupo para cada una de aquéllas.

La primera parte, titulada Felicidad y carácter, incluye tres apartados: ¿Qué significa tener un buen carácter?, Dificultades en la etapa adolescente, y La rebeldía adolescente. La segunda se titula Carácter y valores, con cuatro apartados: Carácter y naturalidad, Personas de criterio, Fortaleza y generosidad, y Personalidad y soberbia. La tercera, por último, lleva por título El carácter y la familia. Consta de dos apartados: Los padres y el carácter de sus hijos y Educar con el ambiente familiar.

Por si no se ha notado antes, me parece un libro muy útil e indispensable para padres y formadores de jóvenes, cuya lectura y estudio considero muy recomendables.

Título: Educar el carácter

Autor: Alfonso Aguiló

Edita: Ediciones Palabra

Páginas: 238

ISBN: 978-84-9061-022-0